Los tornillos Auto Perforantes

Posted on: Jueves, Septiembre 15th, 2016  In: Productos  |  No Comments »

A la hora de buscar soluciones de fijación, es muy común utilizar productos de mantenimiento como los tornillos auto perforantes. Estos tornillos son elementos de sujeción que están diseñados para perforar su propio agujero en madera, plástico o metal. Los tornillos auto perforantes son ideales para los materiales que requieren un mantenimiento regular y funcionan bien cuando se trabaja con dos tipos diferentes de material que se desean ensamblar entre sí.

Estos tornillos o bien vienen con una punta roma, plana o punzante. Los tornillos puntiagudos pueden perforar agujeros propios en materiales suaves como la madera y el plástico. Pero también son útiles para perforar un hueco piloto cuando se trabaja con un material más duro.

Existen dos tipos de tornillos auto perforantes: de formación de rosca y de rosca cortante. Los tornillos de corte se utilizan normalmente cuando se trabaja con plásticos mientras que los de formación están diseñados para permanecer en su lugar firmemente. Sin embargo, si se aprietan con demasiada fuerza, algunos materiales se rompen bajo demasiada presión. Los tornillos de rosca cortante se utilizan sobre todo cuando se trabaja con el metal y madera. Una desventaja de usar tornillos de corte es que la rosca se puede desgastar si se desensambla el material. Esto evita la reutilización del sujetador y requiere un nuevo tornillo un poco más grande cuando es el momento para volver a montar.

Sin embargo, hay una solución para evitar la extracción. Una pieza de metal se puede instalar desde el principio y esto permitiría que el tornillo se apriete y se desapriete con normalidad.

Al elegir tornillos auto perforantes para cualquier aplicación dada, es importante tener en cuenta la longitud de la punta del tornillo. Para que los tornillos cumplan su propósito y funcionen correctamente, el tornillo debe ser taladrado completamente en el material antes de enroscar.

La calidad del producto hace a un proveedor excelente

Posted on: Lunes, Agosto 8th, 2016  In: Cultura organizacional, Sabía que....., Tornirap  |  No Comments »

Para asegurarse de contar con un proveedor confiable para su negocio es necesario reconocer de primera mano la garantía de que ofrece el mejor servicio. Esto se evidencia en principios importantes que la empresa se desvela por cumplir para entregar productos de primera calidad.

Lo primero que debe saber exponer muy bien debe ser la calidad del producto y esto se logra compartiéndole al cliente las características de elaboración y manufactura de su producto y cómo el resultado es de óptima calidad para la realización de sus ventas o negocios. Usualmente existen normas de calidad que ayudan a certificar la veracidad de sus estándares. Si una empresa se niega a mostrar certificados de calidad, se corre el riesgo de distribuir productos defectuosos que perjudiquen la reputación tanto de proveedores como de distribuidores. De igual manera, es esencial ofrecer un servicio de primera calidad. Esto asegura una mejor relación con los clientes creando vínculos de familiaridad, confianza y respaldo para bien de ambas partes.

Para avalar su credibilidad, su proveedor debe contar con años de experiencia que demuestren la solidez de la empresa y el compromiso con la formación de su entidad.

Una empresa que lleva años en el mercado y que confirma la calidad de sus productos a través de la fidelidad de sus clientes es una empresa que tiene la virtud de seguir creciendo y mejorando para ofrecer siempre el mejor producto.

El personal también debe ser experto en solucionar y respaldar a los clientes con los requerimientos de su pedido. Para esto debe haber un equipo capacitado para ofrecer un excelente servicio con conocimiento del producto y las necesidades de los clientes.

De esta forma puede identificar un proveedor adecuado que provea soluciones de altos estándares, permitiéndole dedicarse a ofrecer lo mejor de su negocio.

¿Qué es un proveedor confiable?

Posted on: Sábado, Julio 16th, 2016  In: Cultura organizacional, Tornirap  |  No Comments »

La variedad de producto es una característica vital para considerar que es un proveed confiable. Algunas empresas proveedoras se estancan fácilmente porque el rango de productos que ofrece se queda corto frente a las demandas de su clientela. Puede en principio no parecer evidente y es por eso necesario estudiar cuidadosamente la clientela y el mercado.

Un proveedor de materia prima tiene como objetivo vender su producto a empresas que utilizan estos materiales para realizar proyectos más grandes. Estos proyectos usualmente ven involucrados más problemas y materias primas que a veces están relacionadas y otras no. Es aquí donde se vuelve de vital importancia conocer el tipo de proyectos que los clientes de un proveedor llevan a cabo. Esta información puede brindar oportunidades de expandir el rango de productos y ofrecer una solución más integral que satisfaga de mejor forma las necesidades de una empresa.

“En la variedad está el placer” como dice ese proverbio popular. Pero en este caso no hablamos solo de placer; hablamos de la posibilidad de satisfacer todas las necesidades que pueda tener un cliente. Entre más acertada y amplia es la variedad de los productos, más se podrá abarcar una mayor porción del mercado. Hay que tener en cuenta que muchas veces las aplicaciones son mayores que los productos ofrecidos, es por eso que la combinación de tal materia prima tiene que buscar ser suficiente para suplir estas aplicaciones.

Un proveedor que sabe y conoce estas necesidades es aquel que cuenta con una variedad de productos adecuada para lo que sus clientes buscan, siempre pensando en los proyectos y aplicaciones para los que será usada su materia prima para buscar nuevas soluciones e inventario que ayude a suplir esas necesidades.

Características de un buen servicio de atención al cliente

Posted on: Domingo, Junio 5th, 2016  In: Cultura organizacional, Tornirap  |  No Comments »

Para ofrecer un excelente servicio de atención al cliente las empresas deben prever los problemas más comunes que sus clientes enfrentan para ofrecer medidas fáciles de aplicar para resolver estos inconvenientes lo más rápido posible. Para realizar esta tarea es importante realizar un estudio que permita medir e indicar cuáles son los problemas y requisitos más comunes de los clientes.

Es importante encontrar las medidas necesarias y aplicarlas cuanto antes; aquella empresa que presenta problemas reiterativos por mucho tiempo va a perder la confiabilidad de sus clientes arriesgando su imagen corporativa y estancándola en su crecimiento. El servicio al cliente debe ser siempre asertivo, comprensivo y ágil. Una empresa que lidia con una gran cantidad de requerimientos a diario debe buscar formas de automatizar las ayudas. Esto se puede lograr a través de una pagina diseñada para ayudar a los clientes con estas quejas, pedidos, solicitudes etc. Idealmente se deben ofrecer todas las ayudas a través del sitio web usando solicitudes y pedidos virtuales, asistencia en línea, sección de preguntas frecuentes y trouble shooters. Estas son algunas de las herramientas que permiten agilizar y dinamizar la gestión de clientes.

Es importante jamás menos preciar un requerimiento por más insignificante que parezca. Hay que tener en cuenta que la experiencia del cliente es lo que más importa para una empresa que ofrece un producto o servicio. Es pertinente estudiar las quejas y pedidos de los clientes para extender el conocimiento de lo que el mercado necesita y evaluar qué porcentaje sacia el producto o servicio que se ofrece.

Algunas veces será necesario atravesar procesos creativos para ofrecer soluciones. En ciertas ocasiones, las herramientas no son suficientes para resolver una inquietud y se debe tener la habilidad de negociar y pensar fuera de los parámetros para llegar a un acuerdo que satisfaga ambas partes. Lo importante es conocer bien al cliente y el producto o servicio para poder anticipar de mejor manera las posibles adversidades.

Conozca el catálogo tornillos de Tornirap

Posted on: Viernes, Mayo 13th, 2016  In: Especificaciones, Productos, Tornirap  |  No Comments »

El catálogo tornillos de Tornirap ofrece una amplia variedad de tornillos para todas sus proyectos. Disponemos de 5 clases de tornillos para las distintas aplicaciones, formatos y materiales. A continuación podrá encontrar una breve descripción de cada uno de ellos junto a los tipos de tornillo dentro de esta familia.

Tornillo Hexagonal. Probablemente el tornillo más conocido y utilizado en el mercado. Usados para fijación, montaje o presión estos tornillos son fabricados en acero y su cabeza es de forma hexagonal. Cada uno cuenta con una longitud y una resistencia distinta dependiendo de su aplicacion

  • A325 Tipo 1: Alta resistencia estructural
  • Grado 2, 5 y 8: Alta resistencia, sus aplicaciones van desde ensamble de perfiles hasta anclaje de maquinaria pesada
  • Milimétricos
  • Acero Inoxidable: Ideal para aplicaciones exteriores
  • Bronce Latón
  • Tirafondo: Ideal para paredes y maderas

Tornillo Estructural. Este tipo de tornillo ofrece una resistencia muy alta y su aplicación es mayoritariamente industrial fabricado en acero también con cabeza hexagonal.

Tornillo Bristol. Todos los tornillos bristol cuentan con un tipo inoxidable además de su versión regular. Se ajustan usando una llave “Allen” y se usa en infinidad de aplicaciones industriales

 

  • Avellan
  • Boton
  • Con cabeza
  • Sin cabeza
  • Prisionero cabeza cuadrada

Tornillo tipo estufa. Este tipo de tornillo también cuenta con infinidad de usos caseros e industriales y se les distingue por el tipo de cabeza

  • Cabeza avellan
  • Cabeza lenteja
  • Cabeza redonda
  • Tornillo pupitre

 

Tornillo Carriage. Entre sus múltiples usos se encuentra la fijación de estantes y soportes así como también fijación de láminas metálicas. Así mismo, Tornirap ofrece tornillos con cabeza carriage y carriage bomper.

5 Características de un buen proveedor de tornillería

Posted on: Sábado, Abril 16th, 2016  In: Cultura organizacional, Sabía que.....  |  No Comments »

Entregar el mejor servicio y producto puede ser un reto que solo las mejores empresas pueden dar. Para cumplirlo debe contarse con años de experiencia que permitan conocer muy bien al mercado y a los clientes para estar siempre un paso delante de sus solicitudes. Aquí mencionamos estas 5 características esenciales que se deben buscar en cualquier proveedor de tornillería del mercado si se busca excelencia y calidad.

    1. La primera característica es básica. Una empresa que ofrece productos con los más altos estándares puede garantizar que ofrece el mejor producto en el mercado. Años y años de dedicación a la manufactura de tornillos hacen que el producto cuente con mucho tiempo de pulido que aseguran la calidad del producto finalizado.
    2. Pocas empresas cuentan con una variedad que satisfaga las necesidades de su mercado. Es importante contar con una variedad de soluciones que se enfoquen en la necesidad de los clientes siempre pensando en los proyectos y retos que estos mismos abarcan.
    3. El servicio al cliente siempre es primordial, sin importar la dimensión del proyecto a realizar. Todos los clientes de una empresa son vitales ya que el éxito de sus empresas también son el éxito de su proveedor. Un buen servicio al cliente tiene a la mano soluciones que hacen el trabajo más fácil para los clientes. Atención telefónica, servicio a domicilio, información en línea son algunas de las herramientas con las que todo gran proveedor debe contar para facilitar canales que ayuden de forma eficaz e inmediata a la resolución de problemas e inquietudes.
    4. La capacidad de un proveedor de distribuir y suplir apropiadamente a sus clientes es de igual forma importante. La puntualidad de su entrega demuestra el compromiso para con estos y da fe de su solidez y credibilidad.
    5. Una empresa con años en el mercado demuestra su capacidad de seguir creciendo y aprendiendo de los nuevos retos que enfrenta en el mercado siempre pensando en ofrecer el mejor producto para sus clientes.

No use material de segunda

Posted on: Domingo, Marzo 20th, 2016  In: Sabía que.....  |  No Comments »

Apenas empezado el Siglo XX, el mundo vivía las innovaciones que traía toda la revolución industrial. Entre estas innovaciones se encontraba el automóvil y el cinematógrafo. Fue en 1907 cuando uno de los más grandes astilleros, Harland and Wolff, decidieron comenzar la construcción de los 3 transatlánticos más grandes del mundo para ese entonces. Esta compañía basada en Belfast, Irlanda, competía con Cunard Line otra compañía naviera la cual recientemente había estrenado sus buques Lausitania y Mauretania, ambos transatlánticos de increíbles dimensiones que superaban cualquier buque de la época haciéndolos los mas grandes del mundo hasta el momento.

Fue entonces cuando White Star Line, otra compañía naviera, decide aliarse con Harland y Wolff para sobrepasar sus buques construyendo la línea Olympic.

Se trataba de 3 grandes naves que buscaban hacerse con el título del buque más grande e impresionante del mundo derrocando así a su competencia. La construcción de la línea Olympic se basó en 3 buques bautizados Olympic, Britannia y Titanic.

El Titanic, el más famoso de los 3, tardaría tres años en construirse y en el último año de su construcción aparecerían los problemas que marcaron su destino. Cada uno de los buques empleaba al menos 3 millones de remaches los cuales empezaron a escasear poniendo en un aprieto al astillero que ya estaba comprometido con su realización.

Harland y Wolff deciden entonces emplear materiales de segunda para cumplir con la construcción del Titanic. La decisión del astillero marcaría una de las mayores tragedias navales en el mundo cuando la noche del 15 de Abril partiría desde el puerto de Southampton a Nueva York. El Titanic, con 2223 personas se estrellaría con un iceberg abriendo una brecha en una placa de estribor que lo hundiría en tan solo 2 horas y media. El uso de materiales de clase A o incluso de tornillos de acero y no de hierro barato hubieran mantenido a flote el buque lo suficiente para la llegada de los botes de rescate pudiendo salvar las más de 1500 vidas que se perdieron esa noche.

La fabricación de los tornillos y tuercas

Posted on: Jueves, Marzo 3rd, 2016  In: Sabía que....., Tornirap  |  No Comments »

Los tornillos se fabrican del alambrón de acero inoxidable. Este tiene que ser calentado durante horas en un horno para ablandarlo y permitir su manejo, también se pasa por una piscina de ácido sulfúrico para remover partículas de óxido. Luego de que se enfría el alambrón y se nivela con la temperatura ambiente se usan moldes de alta presión para enderezar el alambrón. Luego, se corta en pequeños pedazos de tornillo y los residuos del corte son usualmente utilizados para fabricar la tuerca.

Estas pequeñas piezas viajan luego a dos moldes distintos donde sus formas se dejan redondas para luego pasar al molde de la cabeza donde se definirá el formato del tornillo; sea cuadrado, redondo, hexagonal, etc.

Luego de que la cabeza del tornillo tiene su forma, se pasa a través de una punteadora que forma el chaflán del tornillo que es la parte opuesta a la cabeza. A continuación se pasa a través de unos rodillos a alta presión que se encargan de hacer la rosca al tornillo.

Luego de que son forjados los tornillos deben pasar por un proceso de calidad para asegurar que se manejan altos estándares de producción. Para esto se toma una muestra de un lote de tornillos y utilizando herramientas de medición se comprueba que las dimensiones sean adecuadas y cumplan con la mejor calidad.

Contrario a los tornillos, las tuercas se forjan en caliente. Primero se pasan por un horno que calienta pequeñas piezas hasta hacerlas maleables. Un martillo o molde le da forma hexagonal a la tuerca mientras que un troquel la perfora para la entrada del tornillo. Otra maquina labra la rosca en este hueco para luego pasar a un proceso de calentamiento (hasta 800 grados centígrados) para darles la resistencia necesaria. Por ultimo son enfriados para consolidar el acero y tener la tuerca terminada.

3 características de los chazos expansivos

Posted on: Viernes, Febrero 26th, 2016  In: Especificaciones, Sabía que.....  |  No Comments »

También conocidos como tacos, espiche o tarugo en distintos países de latino américa, en Colombia chazo expansivo, es una herramienta usada para asegurar tornillos en paredes o muebles. Se inventó en 1911 por el ingeniero británico John Joseph Rawlings. En un principio hechos de fibra, luego serían cambiados por un material más ligero llamado termoplástico a finales de los años 50.

  1. Instalación: Haciendo un hueco en la pared o mueble usando un taladro con una broca específica, el tamaño del chazo debe ser el mismo que el de la broca. Luego se coloca el chazo en el hueco asegurándolo algunas veces con masilla de rápido secado para fijarlo de manera más sólida. Idealmente el hueco debe ser de la misma longitud a la del chazo. Para lograr esto, se puede dibujar una marca en la broca para perforar con la longitud justa
  2. Tipos de chazos: Se pueden encontrar tanto metálicos como plásticos. Los primeros soportan mas peso que los de plástico y son así mismo más costosos. Pero si el peso a soportar es ligero o medio se pueden usar chazos plásticos que son más económicos. Los chazos expansivos se distinguirán por llevar “aletas” las cuales, al introducir el tornillo, se fijan y sujetan a la pared del orificio.
  3. El chazo químico: Este chazo ofrece la mayor resistencia entre el resto de chazos. Se compone de un cartucho hecho de una resina epoxidica y un catalizador. Ambos deben ser mezclados en la proporción correcta para evitar la mezcla o perder las propiedades de la resina. Se puede usar en superficies macizas y huecas. En el segundo caso será necesario usar un tamiz (similar a un chazo de plástico) para fijar la resina.

Los tipos de tornillo

Posted on: Viernes, Enero 15th, 2016  In: Especificaciones, Sabía que....., Tornirap  |  No Comments »

El tornillo, como lo conocemos, es una herramienta desarrollada en el siglo XX. Desde entonces lo usamos para distintas aplicaciones y materiales. Su fabricación es una ciencia que involucra muchos factores y depende de esta para medir su calidad. Hay dos principales factores que afectan la ingeniería de esta herramienta. La dureza o resistencia de tensión la cual es determinada por el material en que sea fabricado el tornillo, puede ser acero, aluminio o una aleación de duraluminio. El segundo factor es inverso al de la dureza, llamado tenacidad o resistencia a la fatiga, ya que entre más duro el material del tornillo menos tenacidad tendrá, lo que significa que puede romperse más fácilmente. Por esta razón la relación de dureza y tenacidad cambia dependiendo del material. En el estándar ISO los tornillos se marcan con dos números, por ejemplo 10.9, el primer número indica la dureza (medida en mega pascales) y el segundo la tenacidad (medida en porcentaje).

Los tipos de tornillo se pueden clasificar dependiendo de sus características o de su uso, como por ejemplo los tornillos sin fin entre muchos otros. Podemos encontrar tornillos para madera (con variedad de cabezas) tornillos tirafondo (los cuales usan un tornillo de plástico para enroscarse), tornillos auto enroscantes y tornillos para uniones metálicas ( con variedad de cabezas cilíndricas).

También encontramos distintos formatos de tornillos como el miniatura (usado para componentes electrónicos); de alta resistencia (también llamados pretensados); tornillos de precisión (usados para máquinas en general y también tienen una resistencia extra para evitar averías); tornillos inviolables (los cuáles una vez puestos serán imposibles de remover a menos que se rompan); tornillos especiales (fabricados en dimensiones específicas); tornillos de titanio (usado en medicina ortopédica, aeronáutica, motocicletas y usos industriales).

Es importante conocer los tipos de tornillo que existen para saber cuál satisface nuestra necesidad y siempre buscar aquellos de mejor calidad de fabricación.